¿Patentar o no patentar?

Si se ha ha desarrollado un producto nuevo o proceso, se debe tener en cuenta la opción de patentar y considerarlo una parte de la estrategia del negocio.

Una de las cuestiones clave para esta explotación la constituye la forma en que la empresa proteja los resultados de sus innovaciones, es decir, cómo evitar que otras empresas se puedan aprovechar gratuitamente de los esfuerzos realizados por la empresa innovadora

En general a las empresas se le presentan varias alternativas para la protección de sus inversiones en innovación. Una de ellas consiste en mantener los resultados en secreto, dando lugar al llamado “secreto industrial”. La otra alternativa consiste en ampararse en la protección que ofrecen las leyes de propiedad industrial.

Enlace permanente a este artículo: http://www.zarol.es/?p=1037