¿Cómo afectará el Brexit a las marcas europeas?

Reino Unido abandona el proyecto común

La salida del Reino Unido de la Unión Europea ha generado cierta incertidumbre sobre el status que va a adoptar las marcas y diseños europeos cuando esa desvinculación se lleve a cabo.

Como es sabido,  la marca de la Unión Europea ofrece al titular de los derechos una protección en todos los países miembros que la integran, con lo que a priori nos lleva a pensar que la repercusión de la salida del país anglosajón tendrá consecuencias negativas, dado que los derechos que ostenta el titular pueden verse no reconocidos.

Lo que se está esperando  es obtener los resultados de las negociaciones entre el Reino Unido y la Unión Europea, y determinar el sistema más favorable para aquellos titulares que la adquirieron con anterioridad al Brexit.  La solución más razonable sería la transformación de una marca europea  en una marca nacional británica, sin coste alguno para los titulares,  ya que en su día estos pagaron las tasas correspondientes, aunque no sería descabellado pensar que la Oficina de Patentes y Marcas del Reino Unido impusiera una nueva tasa de solicitud, para aquellos titulares que deseen conservar los derechos que se les reconoció con la marca europea.

Además de estas cuestiones se le suman otras de fondo como, si se respetará la antigüedad, como se valorará el uso efectivo  o territorial,  y si el cambio será automático o será necesaria su solicitud expresa, entre otras.

Estaremos atentos a las decisiones que se tomen al respecto y que la estrategia que se lleve a cabo sea la más coherente y beneficiosa para los más afectados que en definitiva son “todos los titulares de marcas europeas”.

 

Enlace permanente a este artículo: http://www.zarol.es/?p=2138