El Depósito Legal

El Depósito Legal es la disposición administrativa que obliga a impresores, editores y productores a entregar un número determinado de ejemplares de toda clase de impresos y materiales audiovisuales, reproducidos en forma múltiple y destinados a la difusión. Ya sea de forma gratuita o no.

¿Quiénes están obligados a realizar el depósito legal?

El impresor cuando se trata de impresos. El productor para las obras audiovisuales y el editor si en la realización de la obra intervienen varios impresores; en las obras publicadas en fascículos y en las que contienen diversos soportes de información.

Se debe solicitar el depósito legal para: Libros y folletos, hojas sueltas, partituras musicales, grabados, láminas, estampas, christmas, anunacios artísticos, carpetas de láminas, postales, carteles anunciadores de fiestas y demas actos públicos, revistas, diarios, boletines…

Si se imprime una obra en varios volúmenes, todos estos llevan el mismo número de depósito legal. Las segundas y sucesivas ediciones de una obra que contengan variaciones requeriran nuevos números de depósito legal.

Los cambios que se produzcan en una publicación seriada, bien sea en un formato, perioricidad, etc… no implica un cambio de número de depósito legal. Únicamente habrá que cambiar este número cuando se produzca una variación en el título.

En el caso de los productores se debe solicitar el número de depósito legal en diapositivas, cassetes, discos copactos, videograbaciones, peliculas cinematográficas, CD-ROM, DVD…

Si una misma obra de estos tipos se reproduce en distintos soportes, cada uno de estos soportes se considera una edición diferente y llevará un distinto número de depósito legal.

¿Cómo y dónde se debe imprimir el Depósito Legal?

En las obras debe aparecer las palabras “Depósito Legal”, las siglas correspondientes a la provincia, el número asignado a la obra y el año en que se ha otorgado..

Debe aparecer en libros y folletos, junto con el ISBN, en reverso de la portada o página de derechos, en la prensa diaria, en los formatos audiovisuales en las crátula o caja que lo protge, en los que se puedan visualizar en los primeros fotogramas y por norma general en lugar visible.

¿Cuando se considerará infracción?

Cuando se publique una obra sin haber solicitado el depósito Legal, publicarla con el depósito falso o incompleto,, no hacer entrega de los ejemplares exigidos y no cumplir con los plazos de tramitación.

Conviene saber

No debe confundirse el Depósito Legal con ISBN (Número Internacional Normalizado de Libros) y el ISSN (Número Internacional Normalizado de Publicaciones Seriadas), son códigos numéricos internacionales normalizados que identifican respectivamente una edición determinada de una obra y un título en una publicación seriada.

Enlace permanente a este artículo: http://www.zarol.es/?page_id=1689