Invenciones

Las invenciones se definen como toda mejora en el estado de la técnica que aporte una ventaja a lo ya conocido, que implique en ello una actividad inventiva y que permita una aplicación industrial. Conforme a esto, los Estados le otorgan un monopolio en cuanto a su derecho exclusivo de fabricación, comercialización o distribución mediante títulos denominados Patentes o Moelos de Utilidad dependiendo del grado y objeto de la invención.

Una Patente de Invención otorga el derecho de explotar en exclusiva la invención registrada, otorgando a su titular el reconocimiento de impedir a otros su fabricación, venta o utilización sin su consentimiento. En contrapartida, la invención se pone a disposición del público para general conocimiento mediante su divulgación en publicación oficial.

La Patente se refiere a un procedimiento nuevo, un aparato nuevo, un producto nuevo o un perfeccionamiento o mejora de los mismos.

La duración de la Patente es de veinte años a contar desde la fecha de presentación de la solicitud. Para mantenerla en vigor es preciso pagar tasas anuales a partir de su concesión.

El Modelo de Utilidad protege invenciones con menor rango inventivo que las protegidas por Patentes, consistentes, por ejemplo, en dar a un objeto una configuración o estructura de la que se derive alguna utilidad o ventaja práctica.

El dispositivo, instrumento o herramienta protegible por el Modelo de Utilidad se caracteriza por su “utilidad” y “practicidad” y no por su “estética” como ocurre en el Diseño Industrial. El alcance de la protección de un Modelo de Utilidad es similar al conferido por la Patente.

La duración del Modelo de Utilidad es de diez años desde la presentación de la solicitud. Para el mantenimiento del derecho es preciso el pago de tasas anuales.

 

Enlace permanente a este artículo: http://www.zarol.es/?page_id=449