Diseños

Un Diseño Industrial otorga al titular un derecho exclusivo a utilizar y a prohibir la utilización por terceros sin su consentimiento sobre la apariencia de la totalidad o de una parte de un producto, que se derive de las características tales como las líneas, contornos, colores, forma, textura o materiales del producto en sí o de su ornamentación y siempre y cuando no implique una novedad inventiva en si misma. Los diseños podrán ser bidimensionales o tridimensionales

 La duración de la protección conferida por los Diseños Industriales es de cinco años contados desde la fecha de presentación de la solicitud de registro, y podrá renovarse por uno o más períodos sucesivos de cinco años hasta un máximo de veinticinco años computados desde dicha fecha.

Enlace permanente a este artículo: http://www.zarol.es/?page_id=451